Medicina Preventiva

La medicina preventiva se puede definir como todos aquellos procedimientos médicos: Vacunación, desparasitación, nutrición, etc., que se realizan con el fin de prevenir que nuestras mascotas se enfermen.

La medicina preventiva es sin duda la clave para que cualquier propietario de alguna mascota, garantice en gran medida el bienestar de su animal. El concepto es que, siempre será mucho más económico prevenir enfermedades que curarlas, además de que evitamos el riesgo de transmitir enfermedades de la mascota a los integrantes de la familia.

VACUNAS

"La vacuna es un preparado de antígenos (microorganismos que causan las enfermedades) que una vez dentro del organismo provoca la producción de anticuerpos y con ello una respuesta de defensa ante microorganismos patógenos"

La vacunación es fácilmente identificada como indispensable por cualquier propietario de algún perro, ya que sabe que protegerá a su mascota de las enfermedades que pueden afectarlo. Es importante que el propietario sepa, que el calendario de vacunación puede variar de acuerdo a la zona geográfica en la que se encuentra el perro, de las principales enfermedades que se presentan en cada población, de la edad del animal, marca del Laboratorio que elabora el material biológico o vacuna, estado físico del perro, y el Médico Veterinario que lo atienda.

¡Las Vacunas, No curan!

Es indispensable saber que las vacunas no sirven como tratamiento de enfermedades, un animal enfermo por ningún motivo se deberá vacunar, por ello, antes de cada aplicación, su Médico Veterinario deberá realizar un examen físico completo, tanto a cachorros como adultos.

Las vacunas tardan aproximadamente 15 a 21 días en tener algún efecto, es por esto que normalmente se aplican dejando tiempo entre cada aplicación. Durante este periodo critico es recomendable no exponer a nuestra mascota, evitando tener contacto con perros adultos (aunque estén vacunados) y mucho menos que tenga contacto con cualquier tipo de animal callejero o silvestre.

Calendario de vacunación de cachorros

En el calendario inicial de cachorros, la recomendación es emplear dos y hasta tres aplicaciones de la misma vacuna, para poder considerar que los cachorros quedarán protegidos, teniendo en cuenta que, a pesar de aplicar inclusive varios refuerzos de una misma vacuna, ésta no siempre podrá crear una protección igual en cada perro, ni ciento por ciento total; la respuesta a la enfermedad dependerá de diversos factores como: la calidad del material biológico, el cuidado de este producto por parte de quien las aplica (mantener siempre en refrigeración y sin luz directa), así como la respuesta de cada individuo, siendo está la más importante.

El inicio del calendario de vacunación en cachorros puede ser variable, dependiendo del nivel de anticuerpos que tenga la madre, es decir, si la madre fue vacunada muy cerca del momento de la cruza, lo más probable será que los cachorros adquieran una buena protección, en tal caso, se podrá comenzar la vacunación aproximadamente entre los dos y tres meses; en cambio, si la madre murió en el parto o no fue vacunada en los meses previos, los cachorros podrán comenzar su vacunación al mes y medio de edad, esto lo debe decidir el Médico Veterinario dependiendo de éstas y otros condicionantes.

Más económico prevenir enfermedades que curarlas

Anteriormente se acostumbraba a vacunar a los perros solo el primer año de vida, posteriormente aplicar la vacuna de rabia cada año y listo. Sin embargo, se ha documentado cada vez más que perros adultos pueden presentar enfermedades como moquillo, parvovirus, leptospira, etc., que son padecimientos que se pueden prevenir vacunando año con año a nuestras mascotas. Esto no sólo por la salud de nuestros perros, sino también de nuestra familia, ya que enfermedades como leptospirosis, rabia y muchas parasitosis; se pueden transmitir del perro al humano. Se debe recordar que la protección que brinda la mayoría de las vacunas va de 6 meses a 2 años, pero que después de un año de aplicada la vacuna la protección va disminuyendo, esto se puede evitar vacunando a nuestra mascota (perro o gato) cada año.

Las enfermedades a incluir en el cuadro básico de vacunación en cachorros son: Parvovirus, Distemper (Moquillo), Adenovirus, Leptospirosis, Coronavirus, Parainfluenza y Rabia.

Las enfermedades a incluir en la re-vacunación anual en adultos son:

Parvovirus, Moquillo (Distemper), Adenovirus, Leptospirosis, Parainfluenza y Rabia.


DESPARASITACIÓN

La desparasitación es una parte fundamental de la medicina preventiva, ésta se debe iniciar desde que la madre queda gestante, ya que la transmisión de parásitos puede ocurrir a través de la placenta y durante la lactancia. Posteriormente se desparasita a los cachorros, así como a la madre, una vez que se destetan. Para esto es importante hacer de su conocimiento, que los desparasitantes sirven en su mayoría para atacar los parásitos adultos, por lo que una sola desparasitación no es suficiente, la desparasitación se recomienda llevarla a cabo dos y hasta tres veces, separando las aplicaciones entre 8 y 15 días.

Antes de comenzar un calendario de vacunación en cachorros, deberán aplicarse por lo menos dos desparasitaciones, la razón es que si un cachorro presenta parásitos, no se podrá nutrir de buena forma y sus defensas son disminuidas, por lo que la respuesta a la vacuna será mala o nula en algunos casos.

La Desparasitación, No protege durante un año

A diferencia de las vacunas, la desparasitación funciona al momento y no se mantiene una protección por cierto tiempo, por lo que un perro recién desparasitado al entrar en contacto con parásitos al siguiente día podrá ser infestado de nuevo. Por esto, la desparasitación se debe realizar cada cuatro o seis meses y es necesario administrarse al mismo tiempo a todos los perros que convivan en una casa. Lo ideal es realizar un estudio con muestras de excremento de tres días diferentes para identificar el tipo de parásitos y administrar el medicamento específico.

Visite al Médico Veterinario regularmente

El Médico Veterinario deberá realizar un examen físico general como parte de la vacunación anual y de la desparasitación cuatrimestral o semestral, al mismo tiempo se pueden revisar puntos clave para identificar el desarrollo de una enfermedad, formación de sarro dental, problemas de piel, etcétera, sin embargo, no siempre es suficiente, es recomendable realizar chequeos con pruebas de laboratorio por ejemplo, en animales mayores de cuatro años y dependiendo de los resultados realizarlos cada año o dos años, con el fin de diagnosticar enfermedades tales como diabetes, hipotiroidismo, hiperadrenocortisismo, o problemas en hígado o riñón, por mencionar algunos, que de otra forma nos sería imposible diagnosticar en los perros.

En perros predisponentes por ejemplo a displasia de cadera, es importante tomar estudios radiográficos para diagnosticarla, aún cuando el perro no presente signología (evidencia de padecer la enfermedad), ya que se puede “controlar” el desarrollo de este padecimiento, a través de medicamentos y suplementos alimenticios.

Compromiso social

Como parte de la medicina preventiva debemos incluir la esterilización de nuestras mascotas cuando presenten enfermedades hereditarias como diabetes, displasia de cadera, hipotiroidismo, criptorquidismo (retención de uno o dos testículos en cavidad abdominal), etc., ya que sólo evitando la reproducción de estos ejemplares podremos controlar este tipo de enfermedades. Al esterilizar a tiempo a tu mascota evitas que se reproduzcan indiscriminadamente, evitando así, la sobrepoblación de perros y gatos, que favorece que aumente de manera exponencial, los perros y gatos que son arrojados a la calle.

10 puntos importantes.

  • NO vacune a un perro enfermo.
  • Vacune y desparasite a las hembras durante el celo cuando planee tener una camada.
  • Desparasite al menos dos veces a los cachorros después del destete; si adquirió un cachorro que "dicen" que fue desparasitado y no le dan un comprobante (carnet, receta del veterinario, etc.) que su Médico Veterinario lo desparasite adecuadamente, se ahorrará dinero y preocupaciones.
  • Vacune a sus cachorros con varias aplicaciones de cada enfermedad, con intervalos de por lo menos por 15 días, en el orden que su Médico Veterinario le indique, si adquirió un cachorro y no le dieron comprobante de las vacunas aplicadas, inicie de cero el calendario, mientras más vacunas aplique, mayor protección a su cachorro.
  • Vacune cada año todos los perros adultos contra parvovirus, moquillo, leptospira, parainfluenza, adenovirus y rabia.
  • Realice estudios seriados de heces cada cuatro o seis meses para identificar parasitosis, si no se puede, desparasite en ese tiempo a sus perros, aunque no salgan a la calle, recuerde que usted puede infestarlos de forma indirecta por zapatos, visitas que tengan otros perros, etc.
  • Pregunte a su Médico Veterinario acerca de las enfermedades más comunes de la raza que posea y cómo puede diagnosticarlas a tiempo.
  • Evite la reproducción de mascotas que presenten enfermedades hereditarias y en caso de que ya tenga crías, avise a sus propietarios para que tomen las medidas preventivas posibles para dicha enfermedad.
  • Realice un chequeo con pruebas de laboratorio a partir de los cuatro años de edad en su mascota y posteriormente cada uno o dos años.
  • Usted puede ahorrarse problemas, preocupaciones y miles de pesos si previene las enfermedades que hemos enlistado en este artículo, lleve a su mascota al Médico Veterinario.