Electroacunpuntura Veterinaria

La acupuntura tiene su origen desde hace más de 4,000 años en la Medicina Tradicional China. Se ha integrado en la cultura occidental a lo largo del tiempo con mejor aceptación hacia finales del siglo XX.

La Acupuntura ejerce acción en el Sistema Nervioso Central y Periférico para activar los mecanismos endógenos moduladores del dolor y para la liberación de varios neurotransmisores y neurohormonas, que como las endorfinas, son "eliminadores naturales del dolor" por ser compuestos más potentes que la morfina por lo que se les denomina morfina endógena. Tanto la Acupuntura como sus derivaciones (Digitopuntura, Electro acupuntura, Láser puntura y otros) son considerados Mecanismos Neuromoduladores, modulan receptores, efectores y fibras nerviosas periféricas distribuidas en todo el cuerpo, con propósitos terapéuticos.

La Electroacupuntura, consiste en la aplicación de impulsos eléctricos por medio de un Aparato profesional a través de una aguja fina insertada en puntos específicos de un paciente, por donde la conductividad del estímulo eléctrico es mayor debido a la presencia de vasos sanguíneos y vasos linfáticos que estimulan la irrigación de la región, o bien, en donde corren los nervios periféricos y tendones

La acupuntura y electroacupuntura, tiene muchos fines curativos y puede formar parte del área de rehabilitación de nuestros pacientes en Clínica Veterinaria Cancún PekMis, en este caso se emplea particularmente para el tratamiento de problemas músculo esqueléticos como osteoartritis, osteoartrosis, lesiones y enfermedades de columna vertebral, enfermedad de disco intervertebral, lesiones musculares, lumbalgias, displasia de cadera, lesiones en donde los nervios se encuentren afectados, neuritis diversas, promueven la estimulación del nervio o un funcionamiento parcial, útil en algunas parálisis, puede calmar el dolor en órganos internos por recuperación de equilibrio funcional, evita el uso prolongado de analgésicos al disminuir el dolor. Mejora la analgesia preoperatoria y postoperatoria.

La acupuntura es una de las modalidades terapéuticas más seguras si es practicada por un médico debidamente entrenado. Los efectos secundarios son ínfimos y raros, dado que la acupuntura es un mecanismo neuromodulador y a que no se emplean químicos ni drogas de ningún tipo, las complicaciones son prácticamente inexistentes.

Las sesiones de Acupuntura o Electroacupuntura, son variables dependiendo el caso clínico, ya que algunas condiciones responden a un solo tratamiento. Pero por lo general, los pacientes son tratados de una a tres veces por semana, una a seis semanas en promedio y en casos extremos hasta por más tiempo.